RECETA DE UN RICO BROWNIE CON FROSTING DE CHOCOLATE


 Ya se está acercando el día de San Valentín, el aire huele a chocolate, es la hora de comenzar con los preparativos, y algo que no puede faltar para ese día tan especial es un buen postre, y sinceramente, no hay nada mejor que los brownies.

 Un brownie (literalmente ‘marroncito’), también conocido como brownie de chocolate es un bizcocho de chocolate pequeño, típico de la gastronomía de Estados Unidos. Se llama así por su color marrón oscuro, o brown en inglés. A veces se cubre con jarabe espeso de chocolate y puede llevar dentro trocitos de nueces, chocolate, butterscoth (una especie de toffe crujiente), mantequilla de cacahuete. Se cree que la primera mención a un brownie es en 1896, aunque esta receta no contenía chocolate, sino una melaza. Se creó cuando un importante repostero norteamericano se olvidó de echar levadura a su pastel de chocolate. Así nació este compacto bizcocho.

 Después de probar varios brownies, de buscar receta, de pedir consejos a personas que lo han hecho etc, en este post vengo a resumir lo que considero los pasos y las claves más importantes para conseguir un postre que no sacarás de tu mente.

 Uno de los chocolates más prestigiosos para hacer postre en España es el de la marca Valor, que utiliza para su fabricación el proceso Dutch-Processed o Alkalized Unsweetened Cocoa Powder o cacao con proceso holandés, más alcalino, es menos amargo, tiene un color marrón más rojizo y se disuelve más fácilmente que los chocolates que utilizan cacao en polvo natural, normalmente más ácidos o amargos y más claros (no digo que un proceso sea mejor que otro, simplemente el resultado es diferente, cuestión de gustos). Es primordial saber que uno de los trucos más importantes para hacer un buen brownie es batir los ingredientes a mano, con una cuchara de madera por ejemplo, y que todos los componentes de esta receta estén a temperatura ambiente. 


 INGREDIENTES:Brownie.

– 115 g de mantequilla derretida
– 200 g de azúcar (1/2 blanco, 1/2 dark brown sugar o bien todo de light brown sugar)
– 1 cucharadita o TSP de extracto de vainilla
– 2 huevos L
– 65 g de harina de todo uso
– 30 g de cacao en polvo Valor
– 1/4 de cucharadita o TSP de bicarbonato
– 1/4 de cucharadita o TSP de sal
– 50 g de nueces troceadas
– 50 gr de chips de chocolate (opcional)


 Preparamos un molde cuadrado (en mi caso es de unos 23 cm y da para 6 brownies de tamaño normal) y lo engrasamos o le colocamos papel para horno. Lo precalentamos a unos 180º con calor arriba y abajo. En un bol tamizamos la harina junto con el cacao, el bicarbonato y la sal, y lo reservamos. Derretimos la mantequilla en un bol y la mezclamos junto con el azúcar y el extracto de vainilla con ayuda de las varillas. Añadimos los huevos batidos y lo mezclamos bien con ayuda de una espátula o cuchara de madera. Le vertemos la mezcla de harina y cacao poco a poco y añadimos las nueces troceadas. Colocamos la mezcla en el molde y horneamos en las rejillas medias durante unos 25 minutos, hasta que al introducir el palillo salga limpio o hasta que el brownie comience a separarse de las paredes del molde. Dejamos enfriar mientras preparamos el frosting.

INGREDIENTES: Frosting de chocolate.

– 3 cucharadas o TBSP de mantequilla blanda o pomada
– 3 cucharadas o TBSP de cacao en polvo Valor
– 1 cucharada o TBSP de sirope de maíz claro (Karo) o miel
– 1/2 cucharadita o TSP de extracto de vainilla
– 120 g de icing sugar (o en su defecto glas)
– 1 ó 2 cucharadas o TBSP de leche

 Batimos la mantequilla hasta que adquiera una textura cremosa y le añadimos el cacao, el sirope de maíz y el extracto de vainilla. Vamos tamizando poco a poco sobre nuestra mezcla el icing sugar a la vez que vamos añadiendo la leche a nuestro gusto, para que adquiera la consistencia que deseemos en nuestro frosting. Por norma general, si quieres que quede espeso, añade solo de media a una cucharadita de leche. Corta el brownies en cuadrados según desees y añade el frosting, nueces... lo que quieras para decorar al gusto (yo personalmente prefiero añadirle solo la mezcla de chocolate con algún topping de estrellitas doradas).

 La textura final es la de un bizcocho más compacto, bien prensado, sentir las nueces dentro es un lujo para nuestros sentidos, se me hace la boca agua solo de escribir este post. Y ya si le añadimos el frosting... no se puede pedir más.


SI OS HA GUSTADO LA RECETA, TENÉIS ALGUNA DUDA, CONSEJO PARA MEJORARLA O LO QUE QUERÁIS NO SE OLVIDEN DE COMENTAR, TAMBIÉN DALE A ME GUSTA Y COMPARTE, ME HARÍAS UN GRAN FAVOR. GRACIAS POR EL TIEMPO QUE ME DEDICÁIS Y NOS VEMOS PRÓXIMAMENTE. 
Mimi xX










0 comentarios:

Publicar un comentario